Tras la dura carta del héroe de Malvinas, Oscar Aguad confirmó que los militares seguirán en la conducción de la obra social de las FFAA

La posibilidad de un apartamiento de los militares que integran la gestión del IOSFA, la obra social del personal en actividad y retirado de las Fuerzas Armadas, generó un gran malestar dentro de la estructura castrense. Suscitó, por ejemplo, la dura carta que el coronel José Martiniano Duarte, héroe de Malvinas, envió al ministro de Defensa Oscar Aguad y que Infobae difundió ayer.

Tras la repercusión que tuvo la misiva, el propio Aguad ordenó al Jefe del Estado Mayor Conjunto y a los Jefes de Estado Mayor de cada una de las FFAA que emitan a todas las unidades un radiograma para confirmar queel IOSFA seguirá siendo conformado por personal militar en actividad en diferentes estamentos de su administración.

«El ministro de Defensa ha ratificado que personal militar continuará prestando servicios en el IOSFA, como históricamente lo ha hecho, y su designación será realizada a propuesta de cada fuerza, en coordinación con las autoridades de dicho instituto, de acuerdo a los perfiles establecidos y a la normativa vigente«, reza el telegrama al que accedió este medio.

Un allegado de máxima confianza del ministro señaló a Infobae que si bien «la obra social militar marcha bien es necesario optimizarla». «700 militares alejados de su tarea específica es algo que no se puede sostener, habrá que hacer los ajustes necesarios para que la plantilla de personal militar se ajuste a las reales necesidades del Instituto», indicó la fuente.

José Martiniano Duarte (el cuarto de izquierda a derecha) en Malvinas junto a sus compañeros de la Compañía de Comando 601

José Martiniano Duarte (el cuarto de izquierda a derecha) en Malvinas junto a sus compañeros de la Compañía de Comando 601

Asimismo, respecto a la proliferación pedidos de renuncia del presidente del IOSFA, Pedro Barrios, cerca del ministro aclararon: «El malestar que reflejaban las redes no se condice con las conversaciones mantenidas con las cúpulas militares, el ministerio y los Jefes de Estado Mayor trabajan en total sintonía».

La polémica surgió luego de que Barrios elevara una nota al ministro en la que sostuvo que la gestión de la obra social «requiere de competencias específicas que en general no tienen relación con la actividad militar o de seguridad». En esa comunicación, había solicitado a su superior «que adopte las medidas necesarias para dejar de considerar al IOSFA como destino militar».

El pedido no fue bien recibido en el ámbito castrense. En la misiva que envió a Aguad, el veterano de guerra José Martiniano Duarte expresó«Me pregunto por qué la conducción del Ministerio de Defensa provoca esto en este momento. Las causas podrían ser de distinto tenor: ¿incompetencia, ignorancia, política? No encuentro una respuesta». 

«Hace décadas que el Ministerio de Defensa ha dejado de ser un área trascendente de las políticas públicas para los diferentes gobiernos. Y pareciera ser todo válido a la hora de humillar a las Fuerzas Armadas», continuaba el texto.

Radio Libertad San Nicolás

El IOSFA cuenta con más de 650.000 afiliados, entre ellos los procedentes de la Prefectura Naval y Gendarmería Nacional, y su directorio presidido está presidido por un funcionario político e integrado por personal militar y de seguridad en situación de retiro.

Por su magnitud, el IOSFA es la tercera obra social de la Argentina: maneja un presupuesto de cientos de millones de pesos en forma anual, tiene cobertura en todo el país y además interactúa con «fundaciones sanitarias» creadas por cada fuerza armada con el objetivo de celebrar convenios de usufructo de servicios por parte de entidades gremiales civiles.

El manejo de la caja no fue el único motivo de la disputa. Los miembros de las Fuerzas Armadas sostienen con vehemencia que, tal como sucede en cualquier obra social sindical, los afiliados deben manejar este tipo de estructuras. En las antípodas de este razonamiento, el Gobierno considera que a diferencia de los gremios, que son personas jurídicas privadas, los militares son empleados públicos a los que el Estado les paga el sueldo para ocuparse de la defensa y no del manejo de la salud. Sin embargo, el Ejecutivo decidió anular la controversia con las FFAA.

INFOBAE

Deja un comentario