POLICIALES

Un preocupante y violento episodio tuvo lugar en barrio Los Provincianos cuando se escucharon varias detonaciones de arma de fuego y los gritos desesperados de dos personas que acababan de ser heridas.

Fue realmente un hecho con tintes de características mafiosas cuando Fabián y Jonatan, fueron a buscar armados a dos jóvenes de apellido Orue, con los que se decía tenían diferencias de hacía un largo tiempo.
Al encontrarse con los mismos, la discusión fue inmediata y subiendo de tono. En cierto momento, los dos individuos primero mencionados extrajeron sendas armas de fuego y comenzaron a amenazar con matar a los hermanos.

Fue ahí que a modo de advertencia comenzaron a dispararles en las piernas dejándolos tenidos en el piso, en medio de un charco de sangre, y gritando de dolor. Los agresores rápidamente se fueron del lugar y los vecinos se acercaron a ver lo que sucedía dando inmediato aviso a las autoridades policiales.
Una ambulancia del SAME trasladó a los dos muchachos de 31 y 33 años al hospital San Felipe. Fabio recibió disparos en la rodilla izquierda y el pie izquierdo mientras que Juan Carlos terminó con lesiones en su rodilla izquierda. Ambos tienen su domicilio en Barrio Piolín.
Detenidos
Personal del Comando de Patrulla y la Comisaría Segunda ingresó en la villa y sabiendo la identidad de los presuntos agresores fue en su búsqueda procediendo a su inmediata aprehensión. Los detenidos de 38 y 32 años fueron trasladados a sede de la Comisaría Segunda y se les iniciaron actuaciones por abuso de arma y lesiones a cargo de la UFI Nro. 1.

Fue durante el sábado a la madrugada, cerca de las 3.00, cuando efectivos de la Policía Local con residencia en una vivienda de zona norte, se ausentaron de su hogar para asistir a un velatorio que sujetos desconocidos, aparentemente atentos a que la casa había quedado sola, aprovecharon ese lapso y se metieron en el hogar con intenciones de robo.

Al volver a su vivienda los agentes de la ley se encontraron con la desagradable sorpresa de que habían forzado la entrada y les habían sustraído numerosos objetos de valor entre los que estaban una pistola Bersa Tunder calibre 9 mm, un chaleco antibalas y dos juegos de esposas.
Rápidamente policía científica comenzó a levantar pruebas y personal del gabinete criminológico de la Comisaría Tercera se abocó a la investigación de este hecho a fines de dar inmediatamente con los responsables y recuperar el arma entre todos los otros elementos sustraídos. El hecho está a cargo de la UFI nro. 1.
Motos
Asimismo, durante el fin de semana hubo dos denuncias de robo de motos en pleno centro de la ciudad. Uno de los hechos ocurrió el sábado en Av. Moreno y Nación cuando un sujeto desconocido se llevó una Guerrero GC 150cc gris que tenía el traba volante y candado colocados.
Su dueño advirtió el robó alrededor de las 20:00 cuando fue a buscar el rodado y no lo encontró. Asimismo en Mitre y San Martín, frente a la salida de un boliche bailable, delincuentes sustrajeron una motocicleta Honda Wave azul que estaba estacionada en la vereda.
El propietario de la moto se dio cuenta de lo ocurrido varias horas después de haber dejado el rodado en ese lugar. Ambos asentaron la denuncia en sede de la Comisaría Primera.

Deja un comentario