POLICIALES

En reiteradas ocasiones hemos hecho mención desde este medio sobre los numerosos hechos de violencia de género y doméstica que requieren de la intervención de las fuerzas policiales para lograr apaciguar los ánimos. En la gran mayoría de los casos son hombres que agreden a parejas o ex parejas y ya sea con golpes o amenazas logran intimidar a las mismas requiriendo de la intervención y asistencia de la comisaría de la mujer y la familia. En estos nuevos casos la situación fue al revés.
En calle Bustamante a la altura aproximada del 400, personal de la Comisaría Primera procedió a la aprehensión de una mujer de 39 años, quien se hizo presente en su domicilio, donde convive con un amigo de 37 años y luego de dañar el automóvil del mismo ocasionó destrozos en la vivienda y lo amenazó de muerte con un arma blanca.
Asimismo ante la presencia de los uniformados, que trataban de calmarla, la misma intentó agredir a los efectivos pero sin lograr su cometido siendo finalmente reducida. Se le iniciaron actuaciones por amenazas calificadas, resistencia a la autoridad y daños, con intervención de la U.F.I. n°3 San Nicolás.
Con machete
Un gran susto fue el que se llevó un hombre de 58 años en un domicilio de calle Beethoven, en zona norte, cuando efectivos de la Comisaría Tercera y Comando de Patrulla debieron intervenir para aprehender a su concubina de 52 años, quien lo amenazó de muerte con un machete debiendo dar aviso a la policía antes de que la cosa pasara a mayores. La UFI Nro. 3 inició actuaciones por amenazas calificadas.
Pelea
Personal del Comando de Patrullas San Nicolás, en calles Alvear y Pellegrini, procedió a la aprehensión y posterior traslado a sede policial de tres sujetos de 24, 31, y 29 años, quienes se encontraban peleando entre sí, arrojándose golpe de puños y piedras, que ocasionaron rotura de vidrios de autos estacionados. Al momento de su aprehensión los mismos intentaron agredir al personal policial, sin llegar a lesionarlos. Se les iniciaron actuaciones por resistencia a la autoridad con intervención de la UFI n° 3 San Nicolás.
Como consignó EL NORTE en su edición de ayer una autentica noche de terror fue la que vivieron, tanto turistas como nicoleños, en la plaza 14 de Abril, más conocida como la plaza del Cementerio, el pasado martes cerca de la medianoche, a poco de dar comienzo la celebración Mariana, cuando comenzaron a sonar detonaciones de arma de fuego, gritos y corridas.
El escándalo se suscitó a raíz del encuentro de dos banditas antagónicas, la mayoría integrada por jóvenes menores de edad, unos de barrio Parque Norte y otros de 25 de Mayo. Primero comenzaron a mirarse mal, luego a amenazarse y tras un revuelo comenzaron a efectuarse disparos, provocando una autentica marea de gente corriendo asustada tratando de protegerse. Lautaro, de 22 años, estaba paseando con su novia ajeno a toda esta situación, cuando recibió un disparo en la zona del glúteo. Una bala perdida le había rozado la nalga dejándolo herido y con mucha sangre. Pero fue en medio de las corridas, los encontronazos y la rápida llegada de las autoridades policiales, que un joven de 19 años, con un arma blanca, se le acercó corriendo a otro muchacho de la misma edad, Jean Franco Torres, aparentemente de la bandita rival y por la espalda le aplicó dos puntazos dejándolo herido de gravedad.
Rápidamente la policía detuvo a cuatro sujetos, uno presuntamente el autor de la artera puñalada, a otro que habría efectuado los disparos y dos menores más que participaron en el tiroteo.
Las víctimas fueron rápidamente trasladadas al Hospital, donde se comprobó que el joven con el tiro en el glúteo tenía una herida de carácter leve, mientras que el apuñalado se halla en cirugía y ya fue sometido a dos intervenciones quirúrgicas puesto que el arma blanca le perforó un pulmón, riñón e intestinos, siendo su estado reservado. En dialogo con EL NORTE, la Dra. Graciela Olocco a cargo de la Dirección Ejecutiva del Hospital San Felipe comentó sobre el estado de salud de Torres. “Él está en terapia intensiva, medicado, con asistencia respiratoria mecánica. Se lo intervino dos veces, mañana se lo va a volver a operar porque está con el abdomen abierto y son cirugías que se hacen en tiempo. El Dr. Quijano a cargo de Terapia intensiva informó que se encuentra estabilizado, dentro de su grave cuadro y con pronóstico reservado. Se lo logró estabilizar pero con asistencia respiratoria y medicación”, explicó la profesional de la salud.

A raíz de los hechos de sangre ocurridos en las inmediaciones del Santuario donde se realizó la conmemoración litúrgica del Aniversario del acontecimiento Mariano, más precisamente en la Plaza 14 de Abril, que arrojó como resultado un joven de 22 años herido con arma de fuego, y que se encuentra fuera de peligro y otro muchacho con herida de arma blanca, el que está luchando denodadamente por su vida en el Hospital San Felipe, ya que fue sometido a tres intervenciones quirúrgicas luego de que con un arma blanca le perforaran un pulmón riñón e intestinos, personal policial intensificó las tareas de control en la zona de la plaza donde se habría estado además vendiendo mercadería de contrabando.

Picanas
Personal de la Delegación San Nicolás de la Policía Federal Argentina y Personal de la Dirección Nacional de Aduanas San Nicolás realizaron inspecciones en la feria radicada en la Plaza mencionada detectando diversos puntos de venta de artículos de “contrabando” ingresados al país ilegalmente, más precisamente lugares donde se vendían linternas del tipo Led.
Las mismas, al ser observadas más meticulosamente, se logró determinar que poseían incorporados un mecanismo accionatorio mediante un circuito paralelo que permitía que las mismas fueran utilizadas como “Picanas” logrando la liberación de un arco voltaico de 10.000 voltios, lo que al ser aplicados sobre la piel humana puede ocasionar daños graves en la salud.
Secuestro
Producto del procedimiento se logró determinar que la gavilla se hallaba integrada por un peruano de 26 años, un boliviano de 28 y una mujer también de nacionalidad boliviana de 31 años de edad, a los que se les secuestró los elementos de tortura antes descriptos.
Este se trata de armamento que no puede ser comercializado en la vía pública y menos en una celebración litúrgica sin los permisos correspondientes y que fueron puestos fuera de circulación gracias al rápido accionar de los sabuesos de la Policía Federal Argentina Delegación San Nicolás a cargo del Comisario Rubén Rojas y personal de Aduanas a cargo del Dr. Bustos Oyarzum, Dr. Luis Rugura e Ingeniero Eduardo Salvetti.
Gracias al rápido accionar de estos funcionarios se logró la incautación de la mercadería ilegal impidiendo que cayera en manos de malhechores que pudieran utilizarlas con fines delictivos.
EL NORTE

Deja un comentario