El municipio aseguró que las obras no se interrumpirán en San Nicolás

El intendente Manuel Passaglia aseguró que los recursos para avanzar con los diferentes frentes de obra “están absolutamente garantizados”. Las declaraciones del jefe comunal adquieren mayor relevancia tras los anuncios de recortes presupuestarios a la obra pública por parte de Nación y Provincia. “El municipio pondrá los fondos necesarios para garantizar que los trabajos no se frenen ni un solo día”, afirmó Passaglia.

El Departamento Ejecutivo municipal lanzó este fin de semana la licitación pública para la ejecución de 48.000m2 de carpeta asfáltica, que será destinado a Villa Campi, Villa Riccio y Villa Canto, tres barrios de la localidad de La Emilia. La obra tiene un presupuesto oficial de $ 24.482.356, y se enmarca en la continuidad del Plan Rector diseñado para este 2018 y cuyo financiamiento, en palabras del intendente Manuel Passaglia, “está absolutamente garantizado”.

Estas declaraciones del jefe comunal adquieren mayor relevancia en un contexto en el cual el Gobierno nacional anunció recortes presupuestarios para la obra pública, lo cual encendió alarmas entre gobernadores e intendentes.

“Todas las obras que se anunciaron y las que se encuentran en ejecución en San Nicolás tienen garantizado el financiamiento. En caso de que se retrasen las partidas de obras afectadas al financiamiento provincial, el Estado municipal destinará los fondos que sean necesarios para garantizar que los trabajos no se frenen ni un sólo día”, afirmó Manuel Passaglia.

Este mecanismo no es nuevo para la administración local. De hecho, los envíos de fondos afectados a la construcción de viaductos sufrieron demoras que no impactaron en el avance de obra en virtud de que el municipio hizo los desembolsos que permitieran cubrir el financiamiento, para luego ir a «pelear» en Provincia el envío de las partidas retrasadas.

Pavimentación

En ese contexto, el municipio continúa adelante con el plan de pavimentación por el cual ya lleva cerca de 3000 cuadras asfaltadas desde la asunción de la actual gestión de gobierno. Mantener este ritmo no es un dato menor, en una realidad que en otros niveles de gobierno es diferente: mientras se anuncian recortes en la inversión en obra pública, el gobierno de San Nicolás lanza nuevas licitaciones. “Seguiremos haciendo las obras que la ciudad necesita”, adelantó el jefe comunal.

“Cuando asumimos la actual gestión también nos decían que no se podían hacer obras en San Nicolás, y sin embargo hoy tenemos 3000 cuadras más de pavimento, un Parque Industrial, un nuevo Hospital y estamos llegando al 100% de los servicios de agua potable, gas natural y cloacas”, enumeró Manuel Passaglia.

“También tenemos en marcha un predio ferial con Autódromo y un Estadio Único que permitirán diversificar la matriz productiva de la ciudad apostando al turismo y los grandes eventos, y estamos llevando adelante el Plan de Obras Hídricas más importante de la historia con el entubamiento del zanjón San Nicolás, el desagüe Figueroa Alcorta, la construcción del zanjón La Cautiva, el saneamiento del zanjón La Verde y la limpieza de los más de 75 kilómetros de zanjones a cielo abierto que tiene la ciudad, junto a la obra hidráulica de La Emilia que ya está en su etapa final”, concluyó.

El contexto

Esta semana, el presidente Mauricio Macri decidió recortar gastos para la obra pública de las provincias y esta decisión ya generó un clima de alerta en muchas gobernaciones.

«Nos duele tocar el presupuesto de la obra pública, pero entendemos en este contexto que necesitamos acelerar el camino hacia la convergencia fiscal», explicó el ministro Nicolás Dujovne. En los hechos, implicará un ajuste de unos 30.000 millones de pesos sólo para fondos de obra pública.

La Provincia de Buenos Aires, en tanto, aplicaría un recorte de $ 7.500 millones en la obra pública financiada por Nación, como medida de austeridad destinada a los mercados que provocaron la suba del dólar y condicionan gravemente las previsiones inflacionarias 2018 del gobierno.

La gobernadora María Eugenia Vidal tomó de primera mano este giro apremiante en el manejo de la economía, y todavía no se conocen más efectos posibles en la administración provincial. No hay tanta certeza sobre qué obras planificadas para comenzar en el resto de los meses 2018 quedarán sólo en carpeta. Recién comienza esa evaluación. El oficialismo estudia con detenimiento dónde congela expectativas.

EL NORTE

Deja un comentario