Estafa telefónica: Robaron más de un millón y medio de pesos de una cuenta bancaria

El hecho ocurrió este domingo 12 de abril y fue denunciado por una mujer de 55 años, domiciliada en barrio Güemes.

La víctima relató en su denuncia que alrededor de las 14:30 de ese día, su hijo recibió un llamado telefónico a su celular, desde un número cuya característica es 223. Del otro lado, comenzó a hablar una voz masculina, que se identificó como Héctor Eduardo Torres, supuesto empleado de ANSES.

El estafador, señaló que el motivo de la llamada era para gestionar el Ingreso Familiar de Emergencia de $10.000 que brinda el Gobierno Nacional.

La mujer tomó el teléfono y continuó con la conversación. El hombre le pidió que se dirigiera a un cajero a seguir los pasos para que su hijo pueda cobrar el dinero, necesitando solo una cuenta bancaria que la declarante posea con tarjeta de débito. Ella le dijo que sólo poseía la cuenta de su marido.

A las 15:30, volvió a recibir un llamado telefónico, desde el mismo abonado. El sujeto le manifestó que iban a realizar unas acciones en el cajero para que pueda ser depositado el dinero. La víctima se dirigió al cajero y permaneció allí hasta las 17:00, realizando las acciones que la voz en el teléfono le iba indicando.

Cuando finalizaron, el hombre le pidió que no cortara hasta llegar a su casa, y una vez en su domicilio le dijo que la iba a llamar a las 19:30 la gerente del banco llamada Cintia Robledo, para confirmar el depósito, aclarándole que no podría usar la tarjeta de débito por el lapso de entre 24 y 48 hs ya que si la utilizaba sería bloqueada.

Pasado el lapso de tiempo indicado, la mujer fue a ver al cajero si el dinero había sido depositado, pero para su sorpresa, constató que en la cuenta de su marido faltaba la suma de 1.541.620,79 pesos.

De inmediato, se dirigió al Banco Provincia de Buenos Aires, sucursal de Av. Savio, donde le confirmaron que habían realizado varias transferencias desde esa cuenta. Al principio había 1.771.620,79 y al finalizar quedaba la suma de 230.000 pesos.

Luego de todo esto, no volvió a recibir un llamado del número con característica 223, pero sí recibió otro de un número con característica 011. Un hombre le dijo que eran de la casa central del Banco Provincia, que su cuenta estaba bloqueada y que si ella quería podían desbloquearla.

La víctima le manifestó que ella misma había pedido el bloqueo y cortó. Volvió a recibir otro llamado pero atendió.

La denuncia fue sentada en la Fiscalía en turno.

EL INFORMANTE

Deja un comentario