El principal grupo de acreedores de la provincia de Buenos Aires aceptó postergar parte del pago de un bono y alejó el fantasma de un default

Deja un comentario