Alberto Fernández y su defensa cerrada de Cristina Kirchner: gesto para la interna o mensaje duro a los jueces