ADVIERTEN PRECIOS ABUSIVOS

La conducta abusiva de los comerciantes que buscan “salvarse” en plena cuarentena despierta el enojo de vecinos de San Nicolás que en redes sociales denuncian el aumento desmesurado en los precios de los alimentos que llegan puerta a puerta. Desde el Municipio aseguran que comenzaron a controlar precios junto a personal de la AFIP.

En medio de las crisis sanitaria y económica que se vive en el país a causa de la pandemia de coronavirus, y que mantiene a la población en cuarentena obligatoria, muchos cambiaron radicalmente sus hábitos para proveerse de productos esenciales como alimentos. En ese contexto, en los últimos días se produjo en San Nicolás un fuerte incremento de los volúmenes vendidos tanto en supermercados como en almacenes, kioscos, farmacias y comercios de cercanía, al tiempo que muchos otros negocios han tenido que cerrar respetando el aislamiento obligatorio extendido por el presidente Alberto Fernández hasta el 13 de abril.
En ese contexto, las conductas abusivas en el rubro alimentación han despertado innumerables repudios en las redes sociales. Citemos algunos ejemplos: a través de una conocida aplicación de celular, un comercio ofrece un pollo asado con papas más una Coca Cola de 1,5 l a $ 975. En tanto que dos pollos con dos porciones de papas cuesta $ 1730 (sin gaseosa).A un jubilado que cobra el haber mínimo($ 15.891) su ingreso mensual le estaría alcanzando para 16 pollos con papas al mes. Claro, para darse ese «lujo» tendría que dejar de comprar medicamentos, no pagar la luz y el gas, ni movilizarse en transporte, dejar de comprarse ropa, etc.
Otro local de cocina ofrece como “Promo” 3 hamburguesas medianas con papas fritas y una Coca Cola de 1,5 l a $ 860.Veamos los precios online que ofrece una conocida verdulería y frutería: ají picante 500 pesos el kg, papas 75 pesos el kg, kiwi 280 pesos, banana 120 pesos, naranja 60 pesos.Un drugstore de la zona céntrica vende la lata de cerveza Brahma de 437 ml a 65 pesos, cuando antes de la pandemia se podía conseguir a 50 pesos.
Control municipal
A través de un comunicado emitido a la prensa, el Municipio indica que “en la mañana de este lunes, personal y funcionarios municipales junto con los inspectores de la delegación local de AFIP comenzaron a controlar y constatar precios y stocks de productos y artículos esenciales que conforman la canasta de alimentos de los nicoleños. Estos operativos tendientes a controlar precios y stocks continuarán durante los próximos días. Los mismos tienen como objetivo garantizar el acceso y evitar abusos en la comercialización de productos esenciales para los nicoleños mientras dure la situación de aislamiento social”, sostiene el comunicado, que añade declaraciones del intendente Manuel Passaglia: «Es un momento para que todos colaboremos y pongamos nuestro granito de arena para salir adelante, no para que algunos pocos quieran aprovecharse de la necesidad de la gente», aseguró el Intendente.El comunicado asegura también que “estos operativos continuarán durante los próximos días en supermercados y comercios con el fin de asegurar precios accesibles en los artículos esenciales que conforman la canasta de alimentos de todos los nicoleños. El Municipio dispuso, además, habilitar la línea de 147 para recibir reclamos o denuncias, tanto de consumidores como de comerciantes que se ven afectados por aumentos de precios que llegan desde el distribuidor mayorista”.
Una herramienta
El Gobierno de la provincia de Buenos Aires decretó la creación de un sistema de monitoreo de precios para prevenir posibles abusos empresariales durante la cuarentena. Mediante esta herramienta, los municipios tendrán una herramienta que les permitirá verificar el cumplimiento de lo acordado entre el Gobierno nacional y las cámaras empresarias.Según el Sistema de Monitoreo de Abastecimiento y Precios de Productos Esenciales (SIMAP), creado por el decreto 177/20, los precios de unos 2100 productos deben retrotraerse al valor vigente al 6 de marzo de 2020 y no podrán ser aumentados durante el plazo de noventa días.En caso de hallar incumplimientos, los comercios serán pasibles de sanciones como multas, clausuras, inhabilitaciones, comiso de mercaderías y productos o suspensión de registros. Cualquier aumento debe ser autorizado por las autoridades mediante la previa justificación del comercio.
EL NORTE

Deja un comentario