Radio Libertad San Nicolás

Efectivos policiales de Villa Constitución que investigaban una serie de amenazas calificadas y extorsiones que se produjeron durante el pasado mes de agosto en esa ciudad del sur santafesino, supieron que detrás de las mismas podría estar un joven oriundo de Rosario sobre el que pesaba un pedido de captura por ser parte de la banda que lideraba Ariel Máximo “El viejo” Cantero, desarticulada en una serie de allanamientos realizados en la villa de la Vía Honda el pasado mes de mayo.

En ese marco, con los datos aportados por los investigadores rosarinos y la Fiscalía que investiga el accionar delictivo de la banda que comandaba el fundador de Los Monos, los uniformados pusieron su mira sobre un muchacho que se había afincado en la zona de calles Chubut y Dorrego de Villa Constitución y llevaron adelante tareas de campo e inteligencia a fin de ubicarlo.

Así las cosas, en la mañana de este viernes lo localizaron cuando salía de una vivienda y le dieron la voz de alto.

El sospechoso primero intentó escapar, pero se vio acorralado y fue detenido e identificado como Jonatan Gabriel “Pato” V., de 27 años, quien fue trasladado a la comisaría 13° de Villa Constitución y puesto a disposición del fiscal de Flagrancia rosarino Franco Carbone, quien lo imputará en las próximas horas para achacarle su pertenencia a la estructura delictiva del Viejo Cantero.

Quien fuera fundador de Los Monos fue apresado en los últimos días de abril en su casa de la Vía Honda, en la zona suroeste de Rosario.

Con él cayeron su pareja, Rosa Bibiana “Bibi” Monteros, y otras 19 personas que terminaron imputadas de integrar una asociación ilícita dedicada a cometer diversos delitos, desde balaceras y extorsiones hasta la venta de entradas para partidos de Rosario Central.

Ante la jueza Valeria Pedrana, los fiscales Valeria Haurigot, Franco Carbone y Gastón Avila situaron a la pareja como jefes de una banda organizada en dos células, una manejada desde la cárcel de Coronda por Nelson “Pandu” Aguirre y la otra por Marcos Vega, oriundo de Villa Constitución (el lugar donde ahora apresaron al nuevo sospechoso) y establecido entre el sur rosarino y Villa Gobernador Gálvez.

Además, señalaron que la organización “procuró dominar sectores y barrios de Rosario y excluir a bandas antagónicas para obtener beneficios económicos”.

Para ello, según esta teoría, sus miembros cometieron delitos como extorsiones, amenazas, lesiones, encubrimientos, abuso de armas y venta de drogas (fuente: lacapital.com.ar).

EL INFORMANTE

Deja un comentario