Desde personas colándose a robar en el predio de EDEN, hasta el hurto de verduras en una quinta, pasando por intentos de entraderas a talleres, fue un fin de semana intenso para las fuerzas policiales donde hubo varios detenidos por tentativa de robo en distintos lugares de la ciudad.

Personal de la Comisaría Segunda junto a efectivos del Comando de Patrullas se hicieron presentes en Rivadavia al 1500, donde aprehendieron con las manos en la masa a dos personas de 26 y 43 años, quienes previo violentar las puertas interiores de un predio propiedad de EDEN, ingresaron e intentaron sustraer varios elementos de electricidad. Se les iniciaron actuaciones por tentativa de robo.
Con lo que vale el morrón!
Es sabido que todo aumenta y que el precio de las verduras se ha ido por las nubes, y ni hablar de lo que cuestan los morrones, por lo que el robo a una huerta es más que preocupante para el propietario. Fue en Pdte. Perón al 1200 donde efectivos de la Policía Local aprehendieron a tres personas de 26, 31 y 59 años, quienes momentos antes habían intentado sustraer verduras de una quinta ubicada en el lugar, propiedad de un vecino de 45 años.
Menores frustrados
Personal de la Policía Local, en Rivadavia y Montevideo, aprehendió a dos menores de 16 años quienes momentos antes habían intentado ingresar en la gomería «Neumáticos Rivadavia», sin lograr su cometido. Tras que no pudieron colarse terminaron todos detenidos. Los menores fueron trasladados a sede del CAD. Interviene la UFI del Joven.
Cableado
Personal de la Policía Local en Lamadrid y José Ingenieros aprehendió a un hombre de 30 años, quien al ser identificado llevaba consigo una bolsa de nylon color negro que contenía cables de distintas medidas sin poder acreditar la propiedad. ¿De dónde los habrá sacado?
Una pala
En Av. Morteo al 700 aproximadamente efectivos de la Policía Local aprehendieron a dos muchachos de 25 y 23 años, quienes previo saltar un tapial perimetral ingresaron a un galpón donde funciona un taller de arenados, propiedad de una persona de 33 años, y sustrajeron una pala de punta. Si supieran cómo se usa, tal vez no tengan necesidad de robar. Se les iniciaron actuaciones por tentativa de hurto y escalamiento.