Claudio Farías nada tuvo que ver con la muerte de su hermana

Radio Libertad San Nicolás

El fiscal que interviene en la causa que investiga la muerte de Liliana Farías, Patricio Mugica Díaz, pidió la libertad de Claudio Farías -hermano de la mujer-, por falta de mérito. El hombre fue acusado por su sobrina de haber golpeado brutalmente a su hermana, aunque el hecho nunca existió.

El giro que dio la investigación en las últimas horas vincula a Carla Natividad Belingheri, hija de Liliana, en una macabra maniobra para involucrar y responsabilizar a su tío de la muerte de su madre y así convertirse en la única persona con acceso a la propiedad que habían heredado su madre y su tío.

No obstante, el resultado de la autopsia realizada al cuerpo de Liliana, arrojó que la causa de muerte fue un «proceso obstructivo intestinal debido a voluminosa eventración con isquemia intestinal, descompensación hemodinámica que llevó a un edema agudo de pulmón y paro cardíaco irreversible». La mujer padecía una afección que no había tratado en los últimos meses, lo que generó que el cuadro se agravara hasta llegar a este fatal desenlace.

En este sentido, el fiscal solicitó la libertad del acusado, ya que los testimonios, declaraciones y pruebas recabadas no lo involucran con la muerte de su hermana. Por otra parte, pediría en los próximos días la detención de Carla Belingheri por «falsa denuncia».

La disputa familiar estaría relacionada con un terreno y propiedades familiares. El predio de calle Ameghino, en torno al cual gira la causa contra Farías es un sitio con tres construcciones ubicado en un barrio de clase media y cercano a las arterias principales, que pertenecía originalmente a los padres de Claudio y Liliana y que, tras la muerte de su padre en julio del año pasado, fue heredado por los dos. Para entonces Claudio vivía en una construcción del fondo y Liliana vivía junto a su hija y sus nietos en la casa principal. Esa dinámica ocasionó durante muchos años problemas recurrentes y cada vez más graves con su sobrina, que solo mermaron cuando Carla fue presa.

Belingheri, según confirmaron fuentes judiciales a este medio, pasó efectivamente nueve años detenida en la Unidad Penal Nº 3 de San Nicolás. Había sido condenada por el homicidio de una ex pareja, un sujeto de nombre Eduardo Alfredo González, y luego beneficiada con prisión domiciliaria. Pero, mientras debía cumplir el arresto en su casa, Carla fue detenida e imputada por un robo en poblado y en banda, por lo cual recibió una pena única por los dos delitos y dejó sus hijos al cuidado de su madre.

En enero de 2018 salió en libertad condicional y la pena se agotó definitivamente en mayo de 2019. Ahora Carla vive en pareja con una mujer, su bebé de tres meses y sus otros dos hijos de 12 y 10 años en la misma casa que Liliana.

En las próximas horas se determinará cuál será su situación legal ante el falso testimonio.

EL INFORMANTE

Deja un comentario